¿FALSO? Comandante del ELN niega que sus tropas estén en Venezuela

0

El comandante del Ejército de Liberación Nacional (ELN), Pablo Beltrán, negó que integrantes de sus tropas se encuentren en Venezuela, este martes, en un comunicado difundido por la organización.

En este sentido, alegó que es falsa la acusación emitida al respecto por las Fuerzas Armadas de Colombia, y rechazó mantener alianzas con el gobierno de Nicolás Maduro.

“Son falsas esas acusaciones (…) hay registros de las decenas de integrantes del ELN que han sido detenidos en la frontera del lado venezolano y deportados inmediatamente a Colombia”, señaló, desde La Habana, Cuba.

Puntualizó que en los últimos años, mandos los principales, de alto rango han muerto en la frontera colombo-venezolana, a manos de la Fuerza Armada de Venezuela, “entonces, ¿cuál cooperación?, ¿cuál alianza?”, increpó.

El líder del cuerpo guerrillero aseguró que los letreros del ELN, encontrados en el estado fronterizo venezolano de Táchira, y los grafittis hechos en una iglesia son “operaciones de guerra psicológica”, además, afirmó que el ELN está en Colombia.

Las Fuerzas Armadas colombianas señalaron recientemente que miembros del Comando Central del ELN, del órgano de dirección y del Estado Mayor se encuentran actualmente en Venezuela.

Además, detallaron que se trata aproximadamente de unos 1.100 efectivos, entre ellos el comandante guerrillero Gustavo Aníbal Giraldo, conocido como Pablito, por quien el Gobierno colombiano ofrece una recompensa de 1,3 millones de dólares.

Desde 2002, Colombia ha denunciado que Venezuela le da refugio al ELN y a las desarmadas Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia.

Beltrán está al frente de una delegación de la guerrilla guevarista en Cuba, donde participaba en una mesa de diálogo con el gobierno del expresidente de Colombia, Juan Manuel Santos.

Iván Duque, actual Mandatario de ese país, suspendió el proceso de diálogo, luego del grave atentado del ELN contra la academia policial Escuela General Santander, ocurrido en enero pasado, en Bogotá, que dejó un saldo de 22 muertos.