2010: La década más calurosa de la historia según la ONU mientras que las emisiones aumentan nuevamente

Foto cortesía

Esta década será la más calurosa de la historia, dijo la Orgnización de las Naciones Unidas (ONU) el martes en una evaluación anual que describe las formas en que el cambio climático está superando la capacidad de la humanidad para adaptarse a él.

La Organización Meterológica Mundial (OMM) dijo que las temperaturas globales en lo que va del año fueron 1.1 grados Celsius (dos grados Farenheit) por encima del promedio preindustrial entre 1850-1900.

Eso pone a 2019 en curso para estar entre los tres primeros años más cálidos jamás registrados, y posiblemente el año más caluroso que no sea de “El Niño”.

Las emisiones causadas por el hombre por la quema de combustibles fósiles, la construcción de infraestructura, el cultivo de cultivos y el transporte de bienes significan que, 2019 está listo para romper el récord de concentraciones de carbono atmosférico, bloqueando un mayor calentamiento, dijo la OMM.

Los océanos, que absorben el 90 por ciento del exceso de calor producido por los gases de efecto invernadero, están ahora en sus temperaturas más altas registradas.

Lea también: ¡Sin reporte de daños! Registran sismo de 6.0 en las regiones de Arica y Parinacota en Chile

Los mares del mundo ahora son un cuarto más ácidos que hace 150 años, amenazando ecosistemas marinos vitales de los que miles de millones de personas dependen para alimentarse y trabajar.

En octubre, el nivel medio mundial del mar alcanzó su nivel más alto registrado, impulsado por las 329 mil millones de toneladas de hielo perdidas de la capa de hielo de Groenlandia en 12 meses.

Hasta 22 millones de desplazados

Cada una de las últimas cuatro décadas ha sido más caliente que la anterior. Y lejos de que el cambio climático sea un fenómeno para las generaciones futuras, los efectos del consumo insaciable de crecimiento a cualquier costo de la humanidad significa que millones ya están contando el daño.

El informe dice que más de 10 millones de personas fueron desplazadas internamente en la primera mitad de 2019, siete millones directamente debido a fenómenos climáticos extremos como tormentas, inundaciones y sequías.

A finales de año, la OMM dijo que los nuevos desplazamientos debido a condiciones climáticas extremas podrían llegar a 22 millones.

“Una vez más, en 2019, los riesgos relacionados con el clima y el clima golpearon fuertemente”, dijo la Secretaria General de la OMM Petteri Taalas.

“Las olas de calor y las inundaciones que solían ser eventos ‘una vez en un siglo’ se están volviendo más frecuentes”.

A solo 1 °C más caliente que en los tiempos preindustriales, 2019 ya ha visto olas de calor letales en Europa, Australia y Japón, las tormentas devastaron el sudeste de África y los incendios forestales se descontrolan en Australia y California.

“No se adapta”

Las naciones están actualmente en conversaciones cruciales en Madrid con el objetivo de finalizar las reglas para el acuerdo climático de París 2015, que exhorta a los países a trabajar para limitar los aumentos de temperatura global a “muy por debajo” de 2C.

El año pasado, el Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático (Intergovernmental Panel on Climate Change, IPCC) describió lo vital que era para la humanidad aspirar a un límite más seguro de 1.5C, idealmente reduciendo las emisiones de gases de efecto invernadero y reestructurando la economía global hacia las energías renovables.

La ONU dijo la semana pasada en su evaluación anual de “brecha de emisiones” que el mundo necesitaba reducir las emisiones de carbono en un 7,6 por ciento cada año, todos los años, hasta 2030 para alcanzar 1.5C.

En cambio, las emisiones están aumentando.

Y aunque los gobiernos gastan cientos de miles de millones de dólares en subsidios de combustibles fósiles, parece que no hay consenso en Madrid sobre cómo los países que ya están lidiando con una catástrofe relacionada con el clima pueden financiar esfuerzos para adaptarse a la nueva realidad.

“Nuestras actividades económicas continúan usando la atmósfera como vertedero de gases de efecto invernadero”, dijo Joeri Rogelj, profesor de cambio climático de Grantham en el Imperial College de Londres.

Incluso si se cumplieran todas las promesas de París, la Tierra todavía está en camino de ser más de 3 ° C más cálida para fines de siglo.

“No hay indicios de que el calentamiento se desvanezca”, dijo Taalas a periodistas. “Los números serán más altos si continuamos nuestro comportamiento actual”.

Parte de las discusiones en Madrid tiene como objetivo lograr que los países aumenten su ambición de acción climática antes de la fecha límite el próximo año.

Friederike Otto, subdirectora del Instituto de Cambio Ambiental de la Universidad de Oxford, dijo que el informe de la OMM “destaca que ni siquiera estamos adaptados al 1.1 grado de calentamiento”.

“Y no hay duda de que este grado 1.1 se debe a la quema de combustibles fósiles”, dijo.

La líder climática global de Christian Aid, Kat Kramer, dijo que el informe de la OMM mostró la necesidad de un progreso concreto en Madrid.

“Los delegados no tienen excusa para bloquear el progreso o arrastrar los pies cuando la ciencia muestra cuán urgentemente se necesita acción”, dijo.

AFP