Aníbal Sánchez: “Hacia un Sistema que respete la Representación Proporcional, la Personalización del Voto y las Minorías”

En el Sistema Electoral Venezolano el concepto de la ‘representación proporcional’ -principio que buscaba darle representatividad y respeto a las minorías- ha sido irrespetado al tratar de corregir deformaciones. Ahora, al momento de discutir agenda de puntos a debatir en las instancias de resolución de conflicto sale a relucir. “Aunque la Ley del Sufragio vigente hasta el 2009 y la Constitución en sus artículos 63 y 293 consagra que se debe emplear un sistema electoral mixto” de representación proporcional y personalización del sufragio; los resultados electorales demuestran que se utiliza un sistema mayoritario que permite la sobre representación de la primera minoría.

La lógica que guía la Representación Proporcional es reducir las disparidades entre el porcentaje de votación obtenida por un factos y los escaños parlamentarios que se le asignan, si un partido obtiene el 40 % de los votos o preferencias debería obtener aproximadamente 40 % de los escaños, y el que obtiene un 10 % de los votos debería hacerse del 10 % de los escaños parlamentarios, así de simple lo explicaba (@anibalsanchez) ante de las elecciones del 2010 y 2015 ‘cuando estaban tratando de corregir la perversidad de la postulación separada en tarjetas morochas’.

Muchos sistemas consideran que el uso de listas de partidos a nivel nacional o regional es la mejor forma de conseguir esa proporcionalidad, pero otros logran ese objetivo si el componente proporcional en un sistema de Proporción Personalizada compensa cualquier desproporcionalidad que derive de los resultados en los circuitos; otros países utilizan un sistema ‘de votos transferibles’ donde los votantes ordenan a los candidatos en circuitos plurinominales. Por eso, hay que diferenciar los sistemas de acuerdo con el uso de “niveles” para distribuir los escaños, o si las listas son abiertas y cerradas. Si se escogen la distribución de escaños a un solo nivel, pueden equilibrar la proporcionalidadutilizando listas nacionales; en la distribución a dos niveles pueden implicar el uso de listas regionales.

El método utilizado para calcular la distribución de otros escaños, una vez que han sido contados, puede tener un efecto político marginal. Las fórmulas pueden basarse en el “promedio más alto o el residuo mayor”. Al final, mientras más bajo sea el umbral requerido para la representación en la legislatura, más proporcional será el sistema y mayor la oportunidad de que los pequeños partidos obtengan representación parlamentaria. En el caso venezolano, la Constitución en su artículo 293 consagra que los órganos del Poder Electoral garantizarán la igualdad, confiabilidad, imparcialidad, transparencia y eficiencia de los procesos electorales, así como la aplicación de la personalización del sufragio y la representación proporcional; pero la ley de procesos electorales que te habla del voto personalizado y en lista en sus Artículos 14 al 20, desvincula el proceso al momento de adjudicación y hay podría estar la corrección.

Los sistemas electorales con Representación Proporcional tienen algunas ventajas a partir de que “convierten con precisión los votos emitidos en número de escaños” evitando resultados injustos que pueden atentar contra la pluralidad, al lograr que los minoritarios obtengan representación sin llegar a un reparto por recompensa cuando se disminuyen los votos desperdiciados ‘el elector siente que su voto cuenta’ hay mayor incentivo para participar. Incluso aumenta el estímulo para la organización de nuevos partidos al existir mayor posibilidad de llegar, lo que beneficia la teoría de la inclusión y disminuye la polarización; aspecto esencial para la estabilidad de sociedades divididas y que trae el beneficio de mejores decisiones en favor de los pueblos y la democracia.

Cuando la representación proporcional en listas es equilibrada y bajo umbral, adicional a la personalización del voto en los circuitos, se le permite a los partidos presentar listas de candidatos diversificadas, estos buscarán maximizar su voto en todo el ámbito, incluso hasta en las parroquias donde es débil, por lo que las organizaciones buscarán tener representantes de todos los sectores. Incluso, en este sistema, es más probable que las mujeres resulten elegidas y no solo que sean candidatas.

Las críticas a los sistemas de representación proporcional, se centran en que obliga la integración de gobiernos o directivas producto de coalición, que al existir un mayor peso en las listas nacionales se atenta contra el vínculo geográfico, podrían llevar a la parálisis legislativa, e incluso la fragmentación del poder político podría atentar contra los grandes partidos.

De ahí que surgiera la tesis de los sistemas de representación proporcional (RP) y personalizada como los que se utilizan Alemania, Nueva Zelanda, Bolivia, Italia, Venezuela y Hungría, tratan de combinar los aspectos positivos de ambos sistemas electorales: proporcional y mayoritarios. Una proporción del Parlamento, son electos por métodos de mayoría simple, generalmente en circuitos nominales; mientras el resto es constituido por listas en RP. Los escaños de RP por lista suelen compensar cualquier desproporcionalidad producida por los resultados en los circuitos uninominales o plurinominales (mayoritarios). En este punto, como especialista en el area electoral, he sido enfático que solo sería posible si al momento de adjudicar son considerados los asignados por circuito, al momento de escoger los cocientes más altos, lo que se llama adjudicación global o la utilización de escaños compensatorios en una lista nacional.

De esta forma se mantienen los beneficios de la proporcionalidad de los sistemas de RP, asegurando que los votantes tengan representación geográfica. Manteniendo el carácter mixto de dos votos, uno para el partido y uno para el representante de una demarcación específica (circuito); y, quienes critican, sostienen que la debilidad estaría en qué pasa a ser más importante si el voto de la organización o del partido.

Al convertir los votos en escaños, la Representación Proporcional Personalizada puede ser tan proporcional como el RP de lista puro por tanto, se le pueden endosar sus ventajas y desventajas que describo al inicio. Ahora, en Venezuela, esto se cambió porque puede dar lugar a lo que se llama anomalías de “voto estratégico”, valiéndose de la perversidad del tener dos votos: uno, Nominal; y uno en Lista. Y los partidos separaban sus postulaciones en un partido homólogo con las llamadas Morochas o incluso el de economizar votos en listas aprovechando el umbral de otro.