Hijos de la indolencia: un especial para visibilizar a los niños sin familia

0

Hijos de la indolencia es un proyecto periodístico realizado en una alianza entre El Pitazo, Historias que laten y Centros Comunitarios de Aprendizaje (Cecodap), organización que trabaja en la promoción y defensa de los derechos humanos de la niñez y adolescencia.

El especial cuenta la infancia en abandono, niños y adolescentes desprovistos de los cuidados de sus padres e ignorados por una sociedad golpeada económica y políticamente. El proyecto hace énfasis en el deseo, y derecho, de estos niños de pertenecer, crecer y desarrollarse en una familia. Al mismo tiempo narra las causas que los separaron de sus padres, muestra su cotidianeidad y cuenta sus sueños.

Además, Hijos de la indolencia ilumina una forma de ayudarlos: pone en escena a la familia sustituta como una posible solución para cumplir los deseos de estos protagonistas que son apenas una mínima muestra de tantas niñas, niños y adolescentes que hoy viven en las calles y en casas hogares en Venezuela desprovistos del amor, de la protección y los cuidados que les debe proveer ese hogar al que tienen derecho.

“Para nosotros, el proyecto Hijos de la indolencia no solo fue un esfuerzo investigativo para retratar una realidad difícil y dolorosa que afrontan los niños y adolescentes privados de una familia. Este proyecto, además busca identificar nudos críticos, vacíos, errores e improvisaciones del Estado para la protección de la niñez y adolescencia”, indicó Carlos Trapani, coordinador general de Cecodap.

Recordó que un niño o adolescente abandonado y privado de su medio familiar evidencia el fracaso del Estado y de la sociedad. Dice que cada historia plasmada en el proyecto Hijos de la indolencia merece ser contada como un llamado a la acción que permita que ningún niño o adolescente sufra los efectos devastadores de no tener una familia que lo cuide y proteja.

Lea también: (+Videos) Conoce como las personas en situación de calle se han beneficiado con el “Panabus”

Hijos de la indolencia nace de un problema social en aumento. Delia Martínez, oficial de Unicef Venezuela, y Leonardo Rodríguez, director de la Red de Casas Don Bosco, coinciden en que el incremento de niños abandonados, de los que no hay cifras oficiales, pero que son palpables en las calles de Caracas, se debe a la agudización de la crisis económica que atraviesa el país.

En 2018, 1.484 niños y adolescentes murieron de forma violenta, mientras que en el  2017 se presentaron 10.499 casos de niños o adolescentes víctimas de violencia, según el Observatorio Venezolano de Violencia. Asimismo, Cecodap, en un comunicado informó que a finales de 2018 en tres municipios del Área Metropolitana de Caracas 691 niños y adolescentes se encontraban en situación de calle.

Hijos de la indolencia le da vida a estos datos y narra la historia de seis niños y adolescentes abandonados:

Un niño que vivía en la calle y estando en esta situación conoció a su nueva mamá. Un adolescente que ha vivido desde siempre en una casa hogar y que debe enfrentar la vida sin familia y con la condición de ser especial.

Una niña de apenas siete años que ya ha vivido en dos casas hogares y ha sido separada de dos de sus tres hermanos. Un niño especial que tuvo la dicha de conseguirse una nueva mamá luego que su progenitora lo abandonara en la maternidad de Catia.

Dos niñas dejadas al cuidado de las abuelas y olvidadas por sus padres que hace unos años decidieron emigrar. La historia de las niñas mendigo que para vivir deben pedir mientras le temen a la policía.

Además, el especial cuenta con una infografía que muestra la gestión de las políticas públicas del Gobierno venezolano en materia de protección a la infancia. Los datos y las historia revelan a un Estado indolente.