Consorven celebra adhesión de Venezuela al Tratado de Marrakech

0
Cortesía

Juan Ángel De Gouveia, presidente de la Confederación Sordos de Venezuela (Consorven)  celebró que Venezuela se sumara al Tratado de Marrakech para facilitar el acceso a las obras publicadas a las personas ciegas, con discapacidad visual o con otras dificultades para acceder al texto impreso, el cual tiene como objetivo, brindar accesibilidad a la lectura de textos y obras literarias, a personas con discapacidad visual.

Recalcó De Gouveia, que recientemente Consorven, junto a otras 17 organizaciones en representación de la Sociedad Civil, presentaron ante el Comité sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad de la Organización de las Naciones Unidas, el Informe Alternativo para el examen inicial de Venezuela sobre la Convención, donde se refleja la situación de los derechos humanos de las Personas con Discapacidad (PcD) en el país, y el incumplimiento por parte del Estado venezolano de los compromisos asumidos.

Entre los puntos mencionados en el Informe, destaca que Venezuela no había cumplido con este Tratado de Marrakech, donde el Estado, al ser miembro del CDH, en 2012 se comprometió voluntariamente a la adopción de medidas para mejorar los derechos humanos de las PcD, las cuales fueron: a) actualizar el censo de las PcD y asegurar su participación en el proceso; b) garantizar los derechos de las PcD visual mediante la promoción del uso generalizado del sistema Braille; c) adherirse al Tratado de Marrakech; y d) modernizar la Imprenta Braille Simón Bolívar. 

“Ninguna de estas medidas se había efectuado, a pesar de que las organizaciones, como las de PcD visual, lo habían solicitado desde el año 2015. Un paso importante que gracias al informe alternativo que presentamos ante la ONU el pasado 24 de septiembre, se logró que el Estado finalmente se sumara al Tratado de Marrakech”. Dijo De Gouveia.

Recientemente, el Estado publicó en Gaceta Oficial N° 41.725 de fecha 26 de septiembre de 2019, la resolución mediante la cual se ordena la publicación del Tratado de Marrakech para facilitar el acceso a las obras publicadas para las personas con discapacidad visual o con otras dificultades para acceder al texto impreso.

De Gouveia señaló que actualmente los libros que se publican en el mundo, sólo se llegan a producir en formatos accesibles de un 1 a un 7%, y eso se debe -entre otras cosas- a las presuntas barreras impuestas por las leyes de derechos de autor, que se espera sean accesibles para todos. 

“La finalidad del Tratado de Marrakech, es ayudar a eliminar esas barreras; el momento es propicio, para que los gobiernos aprovechen de hacer real  la provisión de los libros accesibles necesarios para la educación, el empleo y la inclusión social”, acotó. 

Asimismo, explicó que con la adhesión de Venezuela a este Tratado, el Estado se compromete a que las leyes tengan excepciones nacionales de derechos de autor a favor de las personas con discapacidad visual, y de esta manera garantizarle a los ciegos la producción de libros en formatos accesibles, sin necesidad de solicitar antes, la autorización del titular de los derechos de autor o del editor.

Uno de los artículos más relevante del Tratado, señala que se pueden reproducir obras literarias y artísticas en forma de texto, notación y/o ilustraciones relacionadas, que se hayan publicado por cualquier medio, lo cual cubre libros, periódicos y otros textos similares, “siempre y cuando, solamente cambie la transcripción en formato accesible, pero no el contenido original de la obra”.

Merece la pena recordar que el Tratado de Marrakech, fue adoptado el 27 de junio de 2013 en Marruecos, y forma parte de un cuerpo de tratados internacionales sobre derecho de autor administrados por la Organización Mundial de la Propiedad Intelectual, que posee una clara dimensión de desarrollo humanitaria y social, y su principal objetivo es crear un conjunto de limitaciones y excepciones obligatorias en beneficio de las personas ciegas, con discapacidad visual o con otras dificultades para acceder al texto impreso.